LEISHMANIOSIS CANINA EN ESPAÑA, LA MÁS IMPORTANTE, ENTRE OTRAS…

LEISHMANIOSIS CANINA EN ESPAÑA, LA MÁS IMPORTANTE, ENTRE OTRAS…

Según el Foro sobre las Amenazas Microbianas llevado a cabo en 2008, casi la mitad de la población mundial está infectada con al menos un tipo de enfermedad transmitida por vectores (mosquitos, garrapatas, pulgas…).
La situación epidemiológica actual en Europa se encuentra influenciada por los cambios climáticos y ecológicos, las normativas y regulaciones nacionales en el manejo de perros y gatos abandonados, y por el aumento de los desplazamientos de los animales de compañía. Es por ello que los viajes internacionales hacen que la propagación de la enfermedad sea más rápida y más fácil. Por lo tanto, es esencial para los veterinarios y profesionales de salud pública conocer y comprender las enfermedades más importantes transmitidas por vectores.

En un estudio reciente realizado por el Departamento de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid (Miró y cols., 2013) se determinó la seroprevalencia de las infecciones por Anaplasma spp., Borrelia burgdorferi, Ehrlichia canis y Leishmania infantum, tras la detección de anticuerpos, así como de Dirofilaria immitis, tras la detección de antígenos.

El estudio se llevó a cabo con 1.100 perros de 57 clínicas veterinarias situadas en diferentes regiones de España. En el momento de la recogida de las muestras de sangre la mitad de los animales presentaron algún signo clínico como apatía, anorexia, anemia, linfadenomegalia, trastornos digestivos, lesiones en la piel como alopecia, dermatitis seborreica, eritema, descamación, hiperqueratosis, úlceras u onicogrifosis (hipertrofia y curvatura anormal de las uñas).

Los autores encontraron que el 37% de los perros analizados resultaron positivos a alguna de las cinco enfermedades transmitidas por vectores – anaplasmosis, borreliosis, ehrlichiosis, leishmaniosis y/o dirofilariosis. Además demostraron una asociación entre los signos clínicos y la positividad para la leishmaniosis y ehrlichiosis, aunque no se describió ninguna correlación en el caso de animales positivos a B. burgdorferi, Anaplasma spp y D. immitis.

Imagen1
Fuente: Miró y cols. (2013)

Por lo tanto, se recomienda que los veterinarios en toda España incluyan las enfermedades transmitidas por vectores en su diagnóstico diferencial además de aconsejar el uso de repelentes, junto con otras medidas profilácticas, para prevenir la transmisión de estas enfermedades.

Referencia:
Miró G, Montoya A, Roura X, Gálvez R, Sainz A. 2013. Seropositivity rates for agents of canine vector-borne diseases in Spain: a multicentre study. Parasit Vectors. 6:117.

Comparte la noticia en las redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
23Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu email no será publicado